Tarjetas de visita: una herramienta imprescindible


Las tarjetas de visita, a pesar de su aparente simplicidad, son una potente herramienta de marketing con un bajo coste. Son imprescindibles en reuniones con posibles clientes o eventos profesionales, ya que con cada tarjeta que se da existe la posibilidad de una comunicación futura.

Estas funcionan como carta de presentación de una persona y/o de su empresa, ya que permiten guardar cómodamente toda la información importante. Esto supone una gran ventaja frente a dar los datos verbalmente o apuntar un teléfono, en los que los datos son incompletos, se pueden olvidar, o no son recibidos porque la persona no disponga de tiempo o medios para apuntarlos, perdiendo una posible oportunidad de negocios.

Las tarjetas, a su vez constituyen un puente entre el mundo offline y el online. Al incluir en ella, el correo electrónico, las redes sociales y la página web, no solo se pone cara a estas plataformas más impersonales, sino que además el receptor es dirigido directamente a ellas evitando que al realizar una búsqueda por internet no las encuentre o sea captado por las de los competidores.

Proveer a quien se le entrega de toda la información de contacto necesaria es su principal función, pero no la única. Las tarjetas crean la primera impresión en el receptor condicionando la imagen que se formará este sobre la empresa o la persona. Este impacto visual es de suma importancia e influirá en gran medida en que el receptor de la tarjeta decida ponerse en contacto.

Una tarjeta descuidada, en la que falta información relevante o no posee un diseño atractivo hará que la tarjeta quede confinada en un cajón o incluso sea desechada. Mientras que una tarjeta con un diseño agradable, que muestre claramente la actividad de una empresa o persona así como su identidad será una tarjeta con la capacidad de realizar su cometido: iniciar la comunicación.

Conseguir un diseño profesional y original es la mejor forma de mejorar este primer impacto y que la tarjeta actúe como un factor diferenciador. Incluir el logotipo, los colores corporativos,  fotografías o ilustraciones relacionadas con la actividad o un eslogan son factores clave para que la empresa o persona sea identificada rápidamente por su tarjeta. En Cálamo ofrecemos un servicio de diseño e impresión de tarjetas de visitas con el que te podemos ayudar a conseguir los mejores resultados.

Esta diferenciación se puede aumentar, a su vez, utilizando formatos poco convencionales, materiales distintos o acabados especiales. En Cálamo ofrecemos un amplio catálogo de formatos, materiales y acabados con muchas posibilidades de personalización:

Algunos de los formatos especiales son Little card, más pequeñas de lo habitual, o tarjetas dobles y triples, en las que se puede incluir más información.

Entre los distintos materiales se encuentran papel reciclado, ideal para transmitir valores ecológicos; papel metalizado y con diferentes texturas, para obtener un mayor impacto; y papel soft touch, de tacto sedoso. Además las tarjetas pueden ser plásticas, más resistentes y con la posibilidad de incluir transparencias, así como adhesivas.

En cuanto a los acabados, es posible incluir en algunas zonas colores metálicos, barnices y relieves, para atraer la atención sobre ellas.

Las posibilidades que ofrece tener una tarjeta de visita, así como los beneficios son muchos, y esto unido a su bajo coste la convierten en una herramienta imprescindible para toda empresa o profesional, independientemente del tamaño o sector de su actividad. En Cálamo podemos ayudarte a crear las tarjetas de visita que mejor se adapten a ti o a tu negocio. Si deseas recibir más información o pedir tu presupuesto sin compromiso puedes contactar con nosotros a través de nuestra web.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario